Red Social Temática y Local de Partidas Rurales de Alicante.
Alicante, Elche, Aspe, Novelda, Monforte del Cid, Agost, San Vicente del Raspeig.

VIA VERDE DEL MAIGMO-AGOST-PUENTE DE FONTANARES

Vistas aereas desde el dron de Robin Bonathan.
Túneles y viaductos en tierras de alfareros, viñas y badlands. La construcción de un ferrocarril de Alcoi hacia Alicante parece idea de locos: una orografía casi maldita hacía veleidad cualquier intento. A pesar de ello, en los años veinte de nuestro siglo se construyó un ferrocarril que afrontó este reto, tendiendo espectaculares viaductos y calando las sierras con larguísimas galerías, abiertas todas hoy a nuestro paso para disfrutar de una aventura por estas tierras.
Localización: Mapa Partida Sarganella
Fuente: ¡Vive la Vía! y Canal youtube Robin Bonathan

VÍA VERDE DEL MAIGMÓ

Via Verde Agost

Antecedentes históricos

Por todos es bien conocida la relevante tradición industrial de la ciudad de Alcoy. Desde siempre, el poder transportar las mercancías producidas en esta ciudad hacia puntos de distribución tanto nacional como internacional, ha sido un problema de difícil solución debido a la complicada orografía del entorno en donde se sitúa la ciudad. Ya desde 1882 existían proyectos de construir un ferrocarril desde Alcoy al puerto de Alicante. Después de distintos proyectos que no llegaron a ver la luz por diversos motivos, y al amparo del Plan de Ferrocarriles Nacionales previstos en el estatuto de 1924 diseñado por D. Rafael Benjumea, Conde de Guadalhorce, a la sazón, ministro de fomento del Gobierno del General Primo de Rivera, y dentro del Plan Urgente de Ferrocarriles, se adjudican el 27 de noviembre de 1926 las obras de la construcción de un ferrocarril de vía ancha entre las localidades de Alcoy y Agost. El contratista fue D. Idelfonso G. Fierro, que contó con un presupuesto de contrata de 28.233.209,21 pesetas. El ingeniero encargado de dirigir las obras del ferrocarril fue D. José Roselló.Via Verde de AgostLos trabajos comenzaron el 8 de marzo de 1928, teniéndose previsto una duración de los mismos de tres años. Diversos problemas técnicos unidos a la difícil naturaleza orográfica de los terrenos por donde va a discurrir el trazado del ferrocarril, producen un notable retraso de las obras, terminándose en 1932 la completa conclusión de la infraestructura, obras de fábrica y explanación de la traza ferroviaria de algo más de 66 kms de longitud. Queda sin efectuarse la extensión del balasto, el tendido de las vías y la construcción de las estaciones intermedias entre las de Alcoy y Agost.Una vez finalizada la guerra civil se realizan muy pocos trabajos en el ferrocarril, limitándose éstos a la extensión del balasto en algunos puntos de la explanación ferroviaria.Un informe del Banco Mundial previo a la concesión de un importantísimo crédito al Estado Español, desaconseja continuar con una serie de proyectos ferroviarios, fundamentalmente los derivados del plan diseñado por el Conde de Guadalhorce, debido principalmente a su poca viabilidad económica.

Desde ese momento las obras quedan en una situación de suspensión temporal, manteniéndose la vigilancia y guardería de las mismas hasta el 8 de febrero de 1984. En esta fecha, el Consejo de Ministros acuerda el abandono definitivo de la construcción y la enajenación de las instalaciones, suspendiéndose también los trabajos de guardería. El 20 de julio de 1988 el Consejo de Ministros acuerda la reversión de los terrenos adscritos, entre otras, a la línea férrea Alcoy - Agost. Por resolución de 23 de octubre de 1990 de la entonces Dirección General de Transportes Terrestres del Ministerio de Transportes, Turismo y Comunicaciones se notificó la inejecución de la citada línea férrea a efectos del ejercicio del derecho de reversión. Una vez finalizado el expediente de reversión, los terrenos no entregados a los reversionistas, quedan como sobrantes y como bienes de dominio público dependientes de la Dirección General de Patrimonio del Estado. Finalmente, y merced a las gestiones efectuadas por el Área de Medio Ambiente de la Excma. Diputación Provincial de Alicante, por Resolución de 8 de junio de 2000, la Dirección General de Ferrocarriles y Transportes por Carretera del Ministerio de Fomento, contando con el informe favorable de la Dirección General del Patrimonio del Estado del Ministerio de Hacienda, resuelve otorgar la autorización de uso sobre los bienes inmuebles de dominio público de la línea ferroviaria de construcción abandonada Alicante - Alcoy, en su sector Agost - Puerto del Maigmó. La autorización se concede de manera gratuita por un plazo de 25 años, prorrogable hasta un máximo de 99 años, teniendo por objeto la gestión de los citados bienes inmuebles para usos de carácter ecoturístico. Las obras de acondicionamiento de la traza para su transformación en Vía Verde se iniciaron en el mes de junio del año 2001, teniéndose prevista su finalización en el mes de octubre del año 2002. El presupuesto de ejecución por Administración para la totalidad de las obras recogidas en el proyecto técnico asciende a la cantidad de 1.341.342,32 euros, financiados al cien por cien por el Ministerio de Medio Ambiente.

Identificación de la línea

La Vía Verde del Maigmó discurre por los 21 km. de recorrido que unen los puntos kilométricos 46.700 (puerto del Maigmó) y 67.300 (apeadero de Agost) según consta en el proyecto original.

Esta Vía Verde discurre por los municipios de Tibi, Petrer, y Agost. Tiene su inicio (o final) en el Puerto de montaña del Maigmó, junto al cruce de la actual carretera CV-827 con la A-7. En este lugar se producirá el enlace con la ciclorruta de la autovía Alicante - Alcoy. Desde este lugar se inicia un descenso de 400 metros de desnivel que nos conduce hacia la estación de RENFE de Agost. Este descenso se desarrolla en gran parte sobre un terreno de gran aridez cuya litología fundamental la componen yesos y margas.

El recorrido, tras flanquear un terreno de perfiles suaves en una meseta a media ladera de la sierra del Maigmó, se enfrenta con el paso por la sierra del Ventós, eje montañoso de disposición perpendicular a la sierra del Maigmó. La vía traza su primer túnel bajo el collado de la Horna, en la divisoria de la sierra del Ventós. Superada esta dificultad, la traza discurre por un terreno muy quebrado en las laderas sur del Maigmó. Grandes terraplenes, profundas trincheras y numerosos túneles jalonan el paso por un terreno con una vegetación rala y en el que comienzan a aparecer, a ambos lados de la vía, grandes balsas donde se acumulan aguas para abastecer los importantes regadíos de la huerta de Agost.

Entre las obras de fábrica que fue necesario ejecutar en este sector destacan los importantes viaductos del Fontanar y del Forn del Vidre. El viaducto sobre el barranco del Fontanar tiene 190 m de longitud y una altura máxima de 30 m. Está constituido por un arco de medio punto de hormigón armado de 30 m de luz, acompañado de cinco arcos laterales de hormigón en masa, de 12 m de luz cada uno. Completan el conjunto tres tramos rectos de hormigón armado, de 17 m de luz. El viaducto sobre el barranco del Forn del Vidre tiene una longitud de 167 m y una altura máxima de 40 m. Lo forman dos arcos centrales de medio punto de hormigón armado, de 30 m de luz, y cuatro arcos de avenida de medio punto, de hormigón en masa, de 12 m de luz.

Superado el viaducto del Forn del Vidre, la traza comienza a discurrir por un terreno de orografía más suave, las lomas de Tarraig. En este sector, la traza describe un gran arco para perder altura gradualmente y situarse en las tierras llanas de la huerta de Agost. Tras la gran doble curva del Tarraig, la traza se aproxima al casco urbano de esta localidad, contorneando distintas fábricas de cerámica y terrenos de huerta, hasta llegar al edificio del apartadero de Agost, perteneciente a la línea férrea de RENFE Madrid - Alicante.

Las principales obras de fábrica que encontramos en este recorrido son los dos viaductos citados y seis túneles en perfecto estado de conservación que tienen una longitud total de 1520 m.

Mapa


Perfil

Fuente:http://www.magrama.gob.es/es/desarrollo-rural/temas/caminos-naturales/caminos-naturales/sector-este/maigmo/maigmo.aspx

Como llegar

Accediendo desde Agost, en la rotonda de salida dirección Novelda girar hacia la estación del ferrocarril. Después de cuatro kilómetros llegaremos al apeadero donde se inicia la ruta. Accediendo desde el Maigmó, desde A7 se toma la salida CV-827 hacia Agost, se continua recto 400m, girar a la izquierda para pasar por debajo de la A7, se llega a una rotonda en la que se toma la segunda salida y a continuación girar a la derecha.

Fuente: SENDEROS A PIE (DIPUTACION DE ALICANTE)

ESTRECHO DE AGOST Y BARRANCO DE L'EIXAU

Estupenda ruta en la que, partiendo desde Catí, visitamos el estrecho de Agost y el barranco de L´Eixau.
 
Disfrutamos del recorrido: Juanjo, Manolo y yo.

Iniciamos la ruta de hoy en el lago situado bajo del hotel de Catí, muy próximo al Xorret de Catí. 

 
 
Desde aquí nos adentramos por el camino que se inicia bajo del lago en dirección a la Foradá.
 
 
El camino se encuentra señalizado con marcas de PR y, durante un tramo del mismo, coincide con la ruta de color rojo; una de las rutas que parten desde el hotel y realizan diversos recorridos por la zona. 


Sin dejar el camino que llevamos, llegamos a la era de la Herrería, muy próximo a la ermita de Catí, donde antiguamente se herraban a los animales.

 


 


 
Seguimos por el camino hacia la izquierda, en dirección a la Foradá hasta llegar a un collado donde suelen estacionar quienes acuden a escalar. 


Vistas de la Foradá desde la Herrería

En el collado disfrutamos de las estupendas vistas que nos ofrece y seguimos hacia la izquierda por el mismo camino que llevamos, el cual inicia una pronunciada bajada. 



 

Dejamos la Foradá a nuestra derecha.

Imagen de la Foradá que queda a nuestra derecha

Tras el descenso más pronunciado, el camino se suaviza y discurre junto a unos campos de cultivo.  Un poco antes de llegar a la casa de la Foradá o dels Petorrins, encontraremos un aljibe a nuestra izquierda, en el borde de los campos.

Vistas del Estrecho de Agost. A la izquierda, el Maigmó      


En la casa dels Petorrins encontramos una notable variedad de animales. Entre ellos destacan y nos llaman la atención, unos pavos reales.

 
   
Dejamos la casa a la derecha y continuamos camino.
 
 
 
Siguiendo el recorrido veremos un pequeño camino que surge a la izquierda en ligera pendiente y que está atravesado por una roca en su inicio. Ese camino nos conduciría  a la Casa de Monís o de Manyes que es la que da nombre al clot o valle en el que nos encontramos (Clot de Manyes).
 
Continuamos nuestro itinerario siguiendo el mismo camino que llevamos. Más adelante, nos encontraremos con el cruce que podemos apreciar en la siguiente fotografía. Este nos conduciría a la otra parte del Clot de Manyes y podríamos visitar un pequeño mirador que la Diputación Provincial de Alicante construyó en el lugar.
 
 
Seguimos camino sin desviarnos y continuaremos viendo las marcas de PR-V.
 


Siguiendo el recorrido, y a poca distancia del cruce comentado anteriormente, encontramos en el interior del barranco, a nuestra derecha, una canal de hierro que servía para conducir agua.



Algo más adelante pasamos junto a la Casa de les Coves, que vemos a nuestra izquierda.



El camino sigue descendiendo hacia el Estrecho de Agost.


 



Siguiendo el itinerario nos encontramos con una formación rocosa que llama enseguida la atención porque su aspecto es similar a un gran tapón metálico de refresco.

 
 

Esta forma se encuentra en el acceso al camino que se dirige al Barranco de L´Eixau y nos servirá de referencia posteriormente para la continuación de la ruta.
 
Nosotros no accedemos a ese camino y proseguimos en dirección al estrecho, uno de los objetivos principales del recorrido.

 
El Estrecho de Agost
 
 
En el estrecho disfrutamos de las vistas que nos brinda el entorno que lo rodea. En el otro lado podemos apreciar en las paredes del barranco una pequeña cueva y un pino muy curioso, en el que podemos ver a sus pies, unas escalinatas metálicas. Al parecer, se intentó abrir alguna vía de escalada en esa parte pero no parece que se llegara a establecer.

 
 

Tras almorzar junto a estrecho, reemprendemos la marcha regresando por el mismo camino para volver al cruce que conduce al barranco de L´Eixau. 

 
 

Recordar que como referencia, en el inicio de ese camino, se encuentra la forma rocosa que parece el tapón de una botella de refresco.
 
 
 

Nos introducimos por el camino en dirección a la casa de Enmig para seguir camino y llegar a las balsas del nacimiento de L´Eixau y al poco nos encontramos una torre metálica con molineta junto a otra pequeña balsa.
 
 
Unos metros más adelante, tras franquear una cadena, nos encontramos con un ejemplar de madroño bastante grande que llama nuestra atención por sus dimensiones.


 
Continuamos el recorrido con unas vistas estupendas de la sierra del Maigmó, en dirección a la casa d´Enmig, siguiente punto de interés de la ruta. Antes de llegar a esta, podemos ver a nuestra derecha y en dirección al Maigmó, la casa de L´Eixau.

Imagen de la casa de L´Eixau
La casa d´Enmig

Una vez que llegamos a la casa d´Enmig podemos disfrutar de las estupendas vistas que el paisaje nos ofrece, pues esta casa está situada en un enclave privilegiado y desde ella, podemos ver la zona de costa a través del estrecho de Agost. 



Continuamos la marcha bordeando la casa por unas escaleras que están situadas a la derecha de las mismas y que nos conducen a un camino. Este camino nos lleva a las cinco balsas en las que vierte el nacimiento de L´Eixau. 



En estas balsas nos encontramos con una pequeña variedad de peces y con un sapo que llamó nuestra atención por su gran tamaño, que le daba el aspecto de un cangrejo. Lo bautizamos con el nombre de Sapón.



En el rincón del fondo de las balsas encontramos una zona de piedra habilitada para poder comer algo allí si se desea.



Tras la visita a las balsas del barranco de L´Eixau, segundo punto de interés del recorrido de hoy, reanudamos la marcha e iniciamos el regreso al lugar de inicio y fin de la ruta, siguiendo el mismo camino pero en sentido contrario.