Red Social Temática y Local de Partidas Rurales de Alicante.
Alicante, Elche, Aspe, Novelda, Monforte del Cid, Agost, San Vicente del Raspeig.

VALLONGA, AGRÍCOLA E INDUSTRIAL

Ruta Rural Lo Cheperut, Vallonga

 

A las faldas de Fontcalent, entre blancos viveros y extensiones de naranjos y mandarinos, se encuentra Vallonga

Es una pedanía rural que comparte terreno con los polígonos industriales del Pla y las Atalayas.

Vallonga, agrícola e industrial

Los viveros de tomates con sus cubiertas de plástico blancas y sus manchas verdes de cultivos, son una de las imágenes más reconocibles de la partida rural de Vallonga, un nombre cuyo origen aludiría a «valle largo» según aseguran sus vecinos que lograron en 2007 que el Ayuntamiento los reconociera como Vallonga a secas, tal como se denominaba en su origen, y no como Pla de la Vallonga que es como durante años se llamó a la partida. Lograban así diferenciarse del polígono industrial del mismo nombre, el primero creado en Alicante en 1962, aunque en la pedanía se encuentra además el polígono de las Atalayas, ocupando ambos una extensión de más de dos millones de metros cuadrados.

Aquí, a los pies de la sierra de Fontcalent, viven casi cuatrocientas personas, según el censo de la partida, que se reparten sobre todo en dos núcleos urbanos: Lo Xeperut y Cueva Santana, separados por la autovía que parte en dos la pedanía. De hecho, cada zona tiene unas peculiaridades y unos problemas distintos que reivindican las dos asociaciones de vecinos que existen en Vallonga.

La Asociación Vallonga Cueva Santana lleva décadas luchando para conseguir agua corriente en esta zona donde hay alrededor de medio centenar de viviendas, en su mayoría sin más agua que la que extraen de pozos o que llevan con cubas. La presidenta de la asociación, Antonia Izquierdo, recuerda que «hace tres o cuatro años volví a solicitar el agua pero hay varios problemas como el coste, además de que las tuberías han de cruzar por un camino para el que no dan permiso los propietarios», y tampoco ayuda la catalogación como rural del terreno. «Nos tienen olvidados», denuncia Antonia Izquierdo, «pero sin embargo pagamos los mismos impuestos que cualquiera». Otros problema de Cueva Santana son el mal estado de los caminos y su suciedad «porque no pasan para desbrozarlos», así como la falta de transporte público y la deficiente señalización de la zona.

Algunos de estos problemas los padecen también sus vecinos del otro lado de la autovía que consideran que, frente a otras pedanías, las administraciones públicas les han ignorado. «Por ejemplo, en el Plan E y el Plan confianza del Gobierno y de la Generalitat se apoyó a algunas partidas y nosotros no vimos ni un euro», señala el presidente de la Asociación de Vecinos Lo Xeperut de Vallonga, Diego Moya, acompañado de la vicepresidenta, Remedios Ruiz, el secretario, Gabino García, y el tesorero Juan Gómez.

Con todo, los vecinos últimamente están esperanzados porque, tras años de gestiones, el Ayuntamiento ha anunciado el inicio de las obras de la plaza Lo Xeperut. Se trata de un área en la que, de momento, sólo hay un par de columpios desangelados y donde se ubican las dependencias de la asociación de vecinos; en realidad, una pequeña caseta de obra donde se reúne la directiva de la asociación. La reforma de la plaza contempla la instalación de una pista deportiva polivalente, una zona ajardinada y pavimentación en condiciones. Además, para el próximo año les han prometido la construcción de unas dependencias decentes para la asociación de vecinos, de forma que los habitantes de Vallonga no tengan que ir al centro social del Rebolledo para realizar actividades y talleres.

La cercanía y el tamaño del Rebolledo hace que los vecinos de Vallonga tengan que desplazarse a la partida vecina para casi todo, ya que allí tienen el colegio para los niños, el consultorio médico y la farmacia, así como el centro social, bares y las tiendas donde comprar en caso de urgencia. Además, también mantienen un contacto frecuente con Torrellano.

Atraviesa la partida el canal del Taibilla y, además de la extensiones agrícolas actuales, quedan restos de la vieja agricultura tradicional como antiguas casa de labranza o un viejo aljibe abrevadero que se incluye en la propuesta de una ruta rural por la zona elaborada por el Ayuntamiento y que, arrancando de la plaza Le Cheperut, pasa por la vieja casa de labor de los Jesuitas, la casa Le Cheperut, el Pino Cueva, considerado uno de los más antiguos de la pedanía, y las lagunas de la partida que surgieron a raíz de la extracción de arcilla para cerámica y que en la actualidad empiezan a poblarse de aves acuáticas.

La imagen de Vallonga actual se asocia a los viveros con sus cubiertas blancas. De hecho, parte de sus pobladores llegaron sobre todo de Andalucía para trabajar en la agricultura. A principios del siglo XX, en Vallonga sobre todo había vid, algarrobo y almendros. Los tomates fueron poco a poco ganando terreno aunque en la actualidad también hay pimientos, así como naranjos y mandarinos.

Repartidas por la pedanía siguen en pie en diferente estado de conservación viejas casonas como la Finca La Torre y la del Poblet de Borgunyó del siglo XVIII reconvertida en restaurante. También se mantienen la Casa Lo Xeperut -actualmente llamada Casa del Lago- aunque sucesivas reformas han modificado su diseño. La Casa Carmen, la Casa Nueva y Lo Caraz son otras casonas que se destinaron a acoger a los jornaleros que llegaban a Vallonga para trabajar en las plantaciones de tomates en los años 60 y 70 del siglo pasado.

Los vecinos de Vallonga se muestran orgullosos de la partida, de sus extensiones verdes y su historia, pero consideran fundamental que la administración compense el retraso en infraestructuras de la partida. Entre sus reivindicaciones, además de la reforma de la plaza y el centro social, se encuentra una marquesina en la parada de autobús escolar, la reforma de la calle Casillas para eliminar un estrangulamiento en el vial cuya reforma llevan pidiendo desde 1999, y el retranqueo de un muro en una curva peligrosa en el camino Lo Cheperut.

La falta de alcantarillado y el insuficiente transporte público son otras reivindicaciones que comparten con Cueva Santana y con el resto de partidas rurales. También aquí piden una modificación del Plan General de Ordenación Urbana para poder construir «ya que muchos jóvenes se están yendo porque es imposible disponer de las hectáreas que exigen para hacerse una casa», señalan los vecinos.

Otro problema de la partida es la cercanía del vertedero de Fontcalent que les provoca malos olores. Vallonga, como el resto de pedanías de la zona, ha pedido que, dado que soportan las molestias, también les repercutan los beneficios del vertedero.

Fuente: Información

XXIII JUEGOS POPULARES Y CONVIVENCIA PARA NIÑOS: RUTA CICLO PEATONAL LO XEPERUT EN PARTIDA VALLONGA

Coincidiendo con la celebración de los XXIII Juegos Populares y convivencia para niñas y niños que organiza la A.VV. Lo Cheperut de Vallonga; el domingo, 23 de octubre de 2016 a las 13:45 horas en la plaza Lo Cheperut; Víctor Domínguez, Concejal de Medio Ambiente y Partidas Rurales de Alicante, presenta la RUTA RURAL VALLONGA.
Esta ruta da pie a un nuevo programa o proyecto asociado a la red de senderos urbanos que pretende potenciar en Alicante el desarrollo de Rutas Rurales para dar a conocer y preservar su Entorno, destacando aspectos etnográficos, culturales y en definitiva medioambientales como una puesta en valor de las Partidas Rurales.
En cuanto al diseño de esta ruta rural, se ha trazado un recorrido circular de casi 4 kilómetros que se inicia en la plaza Lo Cheperut, a donde se puede llegar en transporte público (Bus 7) desde el centro de la Ciudad. Tras recorrer un primer tramo por un camino asfaltado, la ruta se introduce por caminos rurales de tierra, encontrado enclaves ambientales como pequeñas lagunas, hitos que guardan relación con el mundo rural: casas de labor, antiguos aljibes-abrevaderos, recuperación de zonas de cultivo,…
Otra curiosidad de la ruta rural Lo Cheperut - Vallonga es que, su parte central, la atraviesa el canal del Taibilla y está rodeada de las alicantinas sierras de Miñana, Sancho, Borbuño y Fontcalent.
En cuanto a señalética, en su inicio la ruta cuenta con un panel que contiene el plano del recorrido con los hitos, así como un código QR que enlaza con la página de facebook. Además se ha confeccionado una señalética de dirección, en total 12 postes con la inscripción “ruta rural” que han sido instalados en la confluencia de caminos.


Mapa Ruta Ciclo Peatonal Lo Xeperut-Vallonga
Cartel Ruta Ciclo Peatonal en Plaza Lo Xeperut
Actuación Mago Kachicnocheve
Durante el transcurso de los dias hubieron un sinfín de actividades y actuaciones como la del gran mago Kachinocheve junto al Presidente de la asociación Diego Moya.


Los niños de las Partidas Rurales disfrutaron de los muchos actos que han habido estos dos dias
Congregación de niños de las Partidas Rurales de Alicante para ver la actuación de Magia.


Diego Moya con Victor Dominguez, Concejal de Medio Ambiente y Partidas Rurales.
Diego Moya con Victor Dominguez, Concejal de Medio Ambiente y Partidas Rurales. Presentando la Ruta Ciclo Peatonal Xeperut-Vallonga.


Diego Moya con Victor Dominguez, Concejal de Medio Ambiente y Partidas Rurales y Miguel Angel Pavón, Concejal de Urbanismo y Vice-Alcalde
Durante el transcurso del festivo hace acto de presencia el Vice-Alcalde y comunica la buena noticia de que urbanizan la Plaza y se le adjudica un presupuesto importante para su acondicionamiento.

 

Hemos pasado dos dias maravillosos donde nuestros niños han disfrutado siendo el centro de la fiesta. Por eso nuestra enhorabuena a la Asociación de Lo Xeperut y Ayuntamiento de Alicante todo nuestro apoyo y ayuda para iniciativas de este tipo para poner los carteles de todas las Partida Rurales de Alicante...Partidas Rurales
Localización: Mapa Partida Vallonga
Fuentes:Facebook Senderos Urbanos de Alicante y Asociación de Vecino Lo Seperut-Vallonga y XXIII Juegos Populares y Convivencia para niños (Evento Anual de Partidas Rurales)

LAS LAGUNAS DE FONTCALENT

La Serra y las Lagunas de Fontcalent son los espacios naturales de Alicante más desconocidos para la mayor parte de ciudadanos. Ahora, el equipo de gobierno quiere que estas zonas sean declaradas Paisaje Protegido y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) de la Unión Europea.

Para ello, defenderá en el pleno ordinario de noviembre una declaración institucional para instar a la Conselleria de Medio Ambiente a que inicie la declaración.
El gobierno municipal, integrado por el PSOE, Guanyar y Compromís, plantea en su iniciativa que los valores geológicos, botánicos, faunísticos y culturales de este espacio, unido a su gran valor paisajístico, “justifican más que sobradamente su protección como espacio natural“.Laguna de Fontcalent en la Partida Vallonga
Argumentan que la figura paisaje protegido, definida en la Ley Valenciana de Espacios Naturales Protegidos, es la más apropiada para garantizar la conservación de los múltiples valores asociados a este espacio. Y además plantean su declaración como ZEPA en atención a la presencia como nidificantes de varias especies de aves incluidas en la Directiva Europea de Aves, como el Águila-azor perdicera, el Búho real o la Collalba negra.
Para el equipo de gobierno la Serra de Fontcalent y las zonas húmedas situadas en su entorno, las Lagunas y el Saladar de Fontcalent son “uno de los espacios de interés natural y paisajístico más relevantes” de Alicante. Destacan, entre sus valores culturales, el yacimiento arqueológico más antiguo del término municipal, la Cova del Fum, o los restos de la antigua ermita de Fontcalent y de la propia fuente de Fontcalent, además de conjuntos de interés etnológico como el ubicado en la zona de la La Solana.
Para los concejales de Urbanismo y Medio Ambiente, Miguel Ángel Pavón y Víctor Domínguez, este espacio tiene en la actualidad “escasa protección” en el vigente PGOU, por lo que esta iniciativa es esencial para la adecuada protección de este espacio “abandonado” durante muchos años.

Localización: Mapa Partida Vallonga
Fuente: Alicante Press

EL FARTET SE CRIA EN FONTCALENT

Ecologistas detectan este tipo de peces en peligro de extinción en una de las lagunas de Foncalent. El Ayuntamiento busca aumentar la protección del entorno y crear una reserva de fauna marina.

El Fartet se cria en Fontcalent

El Fartet se cría en Foncalent. Esta especie de pez en peligro de extinción y protegida, por extraño que parezca, ha sido localizada por un grupo ecologista en la laguna de Foncalent de Alicante más próxima al penal en una de sus visitas a la zona.

Esta laguna se encuentra en buen estado, tiene 3.200 metros cuadrados y es bastante profunda . Aquí es donde se detectó la presencia de este tipo de peces. El concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Alicante, Víctor Domínguez, explica que lo que han hecho ha sido tomar muestras para analizar su origen. "Si se demostrara que es unaespecie de interior, la conclusión es que están en la laguna alicantinapor una reintroducción realizada ya hace tiempo ya que la población de fartets localizada es numerosa y hay ejemplares que presentan diferencias biológiocas entre ellos, lo que da muestra del paso del tiempo".

Si fuera de origen marino, la explicación de cómo han llegado hasta Foncalent podría estar en un canal directo desde el Río Seco por lo que podrían haber crecido allí de manera natural.

Víctor Domínguez explica las características del fartet hallado en Foncalent

La idea del Ayuntamiento es tratar de proteger el entorno lo más posible. Para ello es necesario, mantiene Domínguez, dotar de un mayor nivel de protección a esta zona. Recuerda que en sesión plenaria ya se aprobó pedir a la Generalitat Valenciana que las lagunas de Foncalent se incluyeran en el Catálogo de Zonas Húmedas de la Comunitat Valenciana. Ello con la intención de crear una reserva de fauna marinay a ser posible, con la categoría de paraje municipal natural.

Para conseguirlo hay que adecentar una zona abandonada, buscar la protección e instalar un vallado con la intención de que si sale adelante pueda formar parte de un recorrido medio ambiental donde el fartet tuviera un papel clave.

Domínguez espera mayor protección para este entorno

Al exceder la competencia municipal el Ayuntamiento tratará de mantener una reunión con la Conselleria de Medio Ambiente, con lasasociaciones ecologistas, la Universidad de Alicante y la prisión de Foncalent para, entre todos, proteger la zona y poner en valor los valores medio ambientales.

En la provincia, solo Pinoso tiene localizada una población importante de fartets, en unas balsas. Allí los han incluido en un Aula Medio Ambiental.


Localización: Mapa Vallonga
Fuente:Cadena Ser

ERMITA DE NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN

Ermita citada por Pascual Madoz: «BURGUÑO: ald. ó cas. de la prov., part. jud. y térm. jurisd. de Alicante (5/4 de hora): SIT. al O. de esta c. entre los montes denominados Besancho y Foncalent, cerca del camino real en un parage bastante ameno y delicioso. Comprende unas 40 CASITAS de solo piso bajo, á escepcion de la casa-torre del Sr. conde de Sta. Clara propietario de todo el cas. y del terreno que abraza, las cuales forman una ala con dicha torre y una calle trasversal. Se hallan habitadas por los jornaleros y demás empleados, que cultivan esta pingüe posesion, y en la referida torre existe una ermita, donde oyen misa los dependientes los dias de precepto». (1)

 

«En la Vallonga hay una posesion que se titula POBLET DE BORGUNIÓ. Este caserío, que se adhiere á una antiquísima casa construida por los descendientes de Borgunió, apellido que ya figuró en esta Ciudad en el Reinado de D. FERNANDO el CATÓLICO, tiene una bonita ermita, en donde se venera una imagen de Ntra. Sra. del Cármen, amenizando la heredad un frondoso pinar que se extiende en un radio de cinco kilómetros». (2)

 

«La Torre de la Vall-Llonga se alza en el Poblet de Borgunyó en la pedanía alicantina de La Vallonga. Se accede a ella por la salida de la autovía tomando la dirección de Las Atalayas.» (3)

 

El conjunto arquitectónico, en la actualidad, está constituido por la primitiva casa-torre, destinada a vivienda de sus propietarios, con los anexos agrícolas rehabilitados para restaurante. Delante de la misma, hacia el sur y el este, se extiende el jardín, también habilitado para salón al aire libre de un restaurante, cuyo origen es el primitivo de la casa. Delante de la casa, en paralelo al camino de acceso, en la zona norte, se levanta la almazara del siglo XIX transformada para 7 viviendas de los siervos y nave-salón del restaurante.

 

La casa, conformada en planta por la adición de varias piezas cúbicas, gira entorno a la torre, rectangular (ca. 10 x 8 m.) y volumen prismático, que se adelanta de la fachada sur recayente al jardín, que se eleva sobre un plinto troncopiramidal. La torre cuenta con 5 niveles, más un aljibe enterrado, con los dos inferiores dentro de la vivienda. Tres niveles (con escalera y estancias) y un torreón sobresalen de la casa. Esta se organiza en dos plantas con un vestíbulo con arco intermedio y entrada principal desde el jardín (con escudo y reloj de sol). En planta baja están los salones y la cocina, y en planta de piso las habitaciones. Tiene adosada una capilla y conecta con las dependencias agrícolas primitivas. Los volúmenes, de terrazas planas, presentan una rotunda composición cúbica escalonada en ascenso hacia la torre.

 

Anexos agrícolas: Adosados a la casa por la esquina NO, en contacto con la cocina, está la antigua nave de dos plantas (XVIII), de tres crujías con pórticos intermedios de arcos de ½ punto y cubierta a dos aguas, inicialmente para almazara y establos, abajo, y almacén, arriba. Ambos espacios están rehabilitados como salones del restaurante que se ubica en el lagar del siglo XIX.

 

El actual jardín, de mayor dimensión, procede del primitivo huerto de palmeras. Se extiende por los lados sur y este de la casa; por este último se accede al recinto desde una vereda jalonada de pinos, olivos y un aljibe. Se organiza aterrazado, reagrupando las palmeras en parterres. Cuenta también con pinos, cipreses, palmeras, washingtonas, buganvillas y cactus, y recuerda un huerto de palmeras. Está acondicionado para servir banquetes y celebrar fiestas.

 

Almazara: Gran nave-almacén rectangular (ca. 10 x 80 m.), de volumen prismático y cubierta a dos aguas sobre cuchillos de madera y tirantes metálicos. Construida como lagar para el vino (1878) y reformada para viviendas y dependencias agrícolas, está habilitado para restaurante.

 

La casa-torre Borgunyó también es conocida por el Poblet de Borgunyó. El origen de la torre puede que se remonte a tiempos de la reconquista o de los Austrias, si bien no hay demasiadas evidencias que lo atestigüen. En 1779, el propietario de esta finca, quizás la más extensa de Alicante, emplazada en el acceso a la ciudad desde Madrid, utilizó el sistema de asentamiento llamado de eufiteusis, acogiéndose a un antiguo privilegio del rey Alfonso II de 1329. Por este procedimiento se fundó el poblado que constaba de una casa-torre para el señor (rodeada de un jardín en un huerto de palmeras, al sur, y dos huertos de frutales, al norte), a la que se anexionaban las construcciones agrícolas (establos, almazara y garrofera) y unas quince viviendas para sus siervos dispuestas en diseminado. Todos los campos y huertos eran regados con el agua procedente de la sierra de Foncalent, que se recogía en una serie de 10 aljibes sitos en la vereda de acceso a la casa, de los que sólo queda uno. Para el huerto de palmeras, muy similar a los contemporáneos de Elche (siglo XVIII), se utilizaba, además, el agua salmaya que extraía una molineta, la cual se mezclaba con las pluviales. El lugar escogido era el fondo de una vaguada, donde confluían arroyos intermitentes, pudiendo dar la imagen de pequeño oasis.

 

Hacia 1878 se construyó un gran almacén para lagar y almazara del vino enfrente de la casa y sus anexos, en la parte norte, junto al camino. La plaga de la filoxera acabó con el cultivo de la vid y la finca entró en decadencia. Algunas de las familias que habitaban las casas del poblado abandonaron las primitivas y habilitaron parte de este gran almacén como casas de dos pisos con dependencias agrícolas (con patio al fondo y pesebres), hasta un total de 7 viviendas. La almazara, en su nave norte, debió ser reformada o ampliada con fines agrícolas hacia 1900.

 

La casa-torre, que había cambiado de dueños de la familia de Borgunyó a la actual a mediados del siglo XIX, atravesó la misma decadencia que las explotaciones agrícolas. La casa, de dos plantas, organizada a partir de la torre, a cuyo alrededor se distribuyen las piezas, siendo la más destacada de ellas el vestíbulo de dos crujías, con gran arco de piedra escarzano y techo plano de viguetas. A la casa se le adosó, a principios del siglo XIX, una pequeña ermita, de volumen cúbico, por su lado de poniente. La casa-torre fue restaurada en dos ocasiones: en plena II República y posguerra (1931-42) y a finales de siglo (1979-1989), esta última con la intervención de Ignacio Vicens. En la última década se han acondicionado para restaurante tanto la nave norte de la gran almazara (siglo XIX), las primitivas dependencias agrícolas y el huerto-jardín de la casa. (4)

 

(1) Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar.

(2) Rafael Viravens y Pastor. Crónica de la Muy Ilustre y Siempre Fiel Ciudad de Alicante.

(3) Arturo Campello. Las Torres de defensa de la huerta de Alicante

(4) Ayuntamiento de Alicante. Catálogo de Bienes y espacios protegidos.

 

 

Torre de La Vallonga Manolo Serrano, 27/05/2009

 

Torre de La Vallonga

Manolo Serrano, 27/05/2009

 

Torre de La Vallonga Manolo Serrano, 27/05/2009

 

Torre de La Vallonga

Manolo Serrano, 27/05/2009

 

Torre de La Vallonga Manolo Serrano, 27/05/2009

 

Última actualización: noviembre/2013

Fuente: Manuserran

TORRE DE LA VALLONGA (Torre Burgunyo)

Torre de la Vallonga

Entre los confines de los términos municipales de Alicante y San Juan, existe una zona denominada la Partida de la Condomina, zona de huerta antigua que en la actualidad ha sido en la mayoría de su extensión absorbida por las modernas urbanizaciones de la Paya de San Juan, y en las que existen una veintena de torres vigía y de defensa, muchas de ellas abaluartadas, en muy distintos grados de conservación. Algunas desaparecidas por completo, otras en estado de semirruina y las más, afortunadamente, en un excepcional estado de conservación. Son las llamadas “Torres de la Huerta”, con un alto interés cultural e histórico de la provincia de Alicante. Algunas de ellas se sitúan fuera de estos límites, pero se consideran parte integrante del sistema de defensa de la ciudad del Alicante.

Hay que hacer constar que existe otra torre llamada Vallonga en las cercanías de la población de Relleu (Alicante), que presentaremos también.

Localización en Google Maps

Es el caso de la Torre de Vallonga, también llamada Torre Burgunyo, que se sitúa en la partida rural del mismo nombre en la salida de la autovía de Madrid, al sur de la misma y del polígono industrial que allí se encuentra. Para llegar hasta ella, es necesario tomar la salida de la autovía frente a las instalaciones de Seur Alicante. Bajando por la avenida hasta el final, encontramos la entrada de la finca de la Vallonga, donde está ubicada la torre.

Localización en el mapa topográfico

Historia:

La partida de la Condomina se ha caracterizado, ya desde época lejana, por el establecimiento de población en numerosas villas dispersas, que en la mayoría se mantienen en la actualidad y que se comenzaron a construir tras la desaparición de la ciudad romana del Tossal de Manises.

Algunas, más cercanas al mar, tenían como misión formar una red de alerta rápida para dar aviso de la proximidad de los enemigos al castillo-fortaleza más cercano, que presumiblemente sería el de Santa Bárbara, en Alicante. Otras, situadas más al interior, formarían parte integrante de la masía a la que pertenecían, constituyendo lo que en el Maestrazgo valenciano se conoce como “masía fortificada”, haciendo que la defensa de las mismas se realizase de forma autónoma, en la que la defensa de ellas se basaba en una gran torre de recia construcción en la que los miembros que formaban dichas masías se refugiaban de los ataques hostiles.

En cualquier caso, no hay que olvidar que el margen de las tensiones entre comunidades cristianas y musulmanas después de la expulsión de los moriscos a principios del siglo XVII, los factores de inseguridad se mantuvieron hasta algunos siglos después. Los ataques berberiscos a la costa alicantina se mantuvieron hasta bien entrado el siglo XVII y, posteriormente, la amenaza de la flota de guerra francesa estuvo presente durante la Guerra de los Treinta Años. Además, el bandidaje, oculto en las cercanas montañas alicantinas, también tuvo su incidencia en el mantenimiento de estas casas fortificadas.

Son pues, un excelente ejemplo de arquitectura militar-defensiva adaptada a las circunstancias sociales de estos siglos y se tiene conocimiento de que al menos existieron unas 30 torres, de las cuales muchas de ellas, las 26 que  presentamos aquí, están debidamente catalogadas, mientras que otras han desaparecido por completo, como la Torre Maimona o la Torre Teresa.

Su construcción data de los últimos años del siglo XVII, o comienzos del XVIII, en una época en la que casi no existía amenazas de piratas berberiscos, aunque de todas formas fue fortificada.

Escudo de la ciudad de Alicante

Estado actual:

La Torre de la Vallonga, también conocida como Torre de Burgunyo, se ubica en una parcela rústica en el extremo sur del Polígono del Pla de la Vallonga, en la numeración parcelaria nº 160-165, a la salida de Alicante en dirección Madrid, por la autovía. El conjunto arquitectónico lo constituye la casa-torre y sus anexos agrícolas, rehabilitados como un Restaurante en la actualidad.

La casa, conformada en planta por la adición de varias piezas cúbicas, gira en torno a la torre adosada, de planta rectangular de 10,00 x 8,00 m. y volumen prismático, que se adelanta de la fachada sur recayendo al jardín, y elevada en un plinto troncopiramidal, que cuenta con cinco niveles o pisos, más un aljibe enterrado, de los cuales los dos inferiores se sitúan dentro de la vivienda.

Tres niveles, con escalera y estancias, y un torreón sobresalen de la casa, que se organiza en dos plantas y vestíbulo con arco intermedio y entrada con escudo nobiliario y reloj de sol.

En la planta baja están los salones y la cocina, y en la planta piso las habitaciones. Tiene adosada una capilla y conecta con las dependencias agrícolas antiguas.

Adosados a la casa por la esquina NO, en contacto con la cocina, está la antigua nave de dos plantas, del siglo XVIII, de tres crujías con pórticos de arcos de medio punto y cubierta a dos aguas.

El origen de la torre puede que se remonte a los tiempos de la Reconquista ó de los Austrias, aunque esto no está confirmado. En el año 1.779, el propietario de la finca utilizó el sistema de asentamiento denominado “eufiteusis”, acogiéndose a un antiguo privilegio del rey Alfonso II del año 1.329. Por este procedimiento se fundó el Poblet de Burgunyó, de su fundador, y constaba de la casa-torre señorial a las que se anexionaron las construcciones agrícolas y unas 15 viviendas para la servidumbre.

Actualmente, y con la intervención de sus actuales dueños y la fundación de un Restaurante, la finca y torre se encuentran en un excelente estado de conservación.

Galería fotográfica

Localización: Google Maps
Publicado por: 
Fuente: Castillos de Alicante