Red Social Temática y Local de Partidas Rurales de Alicante.
Alicante, Elche, Aspe, Novelda, Monforte del Cid, Agost, San Vicente del Raspeig.

EL MUNDO DE LAS CANTERAS DEL RINCON DE LA MORERA I

El Rincón de la Morera
Después de la sorpresa deparada por el Corralet del Tabayá era obligado bajar a ver con detalle las canteras del Rincón de Morera por aquello de seguir con uno de los motivos principales de mis recorridos por el Norte del término. Quizá no sean tan grandes como las de Pedreras o Peligros, ni tan antiguas como (en apariencia) son algunas de la valleta de l'Escorfer, pero tienen particularidades interesantes que pretendo ir presentando aquí. Y así tenemos sobre la cresta de la Sierra de Ferriol la única excavada arqueológicamente en el término municipal hasta la fecha y de ello hablaremos otro día; también resulta interesante la superposición en un mismo punto de extracción de técnicas manuales y contemporáneas, que presentan un barrenado muy ajustado para partir la piedra en bloques rectangulares, a diferencia de las canteras alrededor del camino de Monforte destinadas a mampostería irregular, por lo que se ve. 
 



Detalles de la cantera excavada sobre la línea de cresta de la Sierra de Ferriol. 



Algunas de ellas, las más grandes, se abandonaron hace muy poco y los canteros dejaron in situ algunos elementos materiales de su trabajo que, vistos hoy, resultan como mínimo curiosos; eso también lo veremos. 
 
De nuevo hay un pequeño aljibe vinculado a las canteras, que a su vez dejo para otro día. Finalmente y de eso va la entrada de hoy, cada vez que voy no dejo de maravillarme con el juego de tonos que nacen de la piedra y del paraje mineral: probablemente en ningún otro lugar del Norte del término se presenta tan acusado el matiz dorado tan buscado antiguamente por canteros y constructores. 


Las marcas de barrenado contribuyen a darle un matiz peculiar  
Si a ello añadimos el contraste con el negro dejado por las aguas de escorrentía cargadas de contaminantes y el blanco inmaculado de los numerosos taffoni que agujerean el paisaje, el resultado es sencillamente cautivador.  
 
Nota: no soy fotógrafo y mi cámara no es especialmente buena; parte de ellas son de un móvil con escasa resolución. Hago fotos y las presento sin retoques, además, la resolución se reduce drásticamente para poder incluirlas en el blog, así que los tonos son el resultado del diálogo entre la luz y la piedra.
LOCALIZACIÓN: GOOGLE
FUENTE: PALANTIR