Red Social Temática y Local de Partidas Rurales de Alicante.
Alicante, Elche, Aspe, Novelda, Monforte del Cid, Agost, San Vicente del Raspeig.

EL DESCUBRIMIENTO DEL TORO IBERICO

El 19 de febrero de 1974 fue hallado en la partida de La Agualeja, junto al río Vinalopó, el Toro ibérico de Monforte del Cid. Fue descubierto por Ginés Ruiz Nicolás, quien durante los trabajos de extracción de áridos, extrajo una gran pieza arqueológica en excelente estado de conservación. Su antigüedad se sitúa en alrededor del año 500 a. C. y resulta de singular interés al ser la pieza mejor conservada de todas las que con anterioridad habían sido descubiertas en la zona.

Trascripción de la sesión ordinaria del Pleno municipal del día 26 de febrero de 1974: “…Hallazgo arqueológico. Acto seguido el Sr. Alcalde pasa a informar del hallazgo que ha tenido lugar durante la pasada semana en la margen izquierda del río Vinalopó....Ha sido encontrada de manera casual una gran pieza arqueológica, consistente en un toro labrado en piedra….Con una antigüedad de 2000 años….El día del hallazgo fue el 19 de febrero del corriente año, y esta Alcaldía al tener noticia por el propio descubridor, adoptó las medidas que consideró oportunas para su traslado y depósito… Así mismo informa que ha sido dada cuenta por teléfono a la Dirección General de Bellas Artes…..”

Momento del hallazgo

Ginés Ruiz Nicolás en la actualidad

Video: Julio Asunción
Fuente: Archivo Municipal de Monforte del Cid

EL PILAR-ESTELA IBERO DE LA AGUALEJA, MONFORTE DEL CID

Este pilar-estela, con la representación de un toro como figura protagonista del monumento, forma parte de un rico conjunto hallado en el yacimiento arqueológico de La Agualeja, junto al río Vinalopó, en Monforte de Cid. Este animal se puede decir que era como un tótem para la tribu íbera contestana oriunda de estos parajes en el primer milenio a. C., pues son ya una quincena las figuras halladas en Monforte del Cid que representan a este animal. En relación al pilar-estela que hoy nos ocupa, en opinión del autor que traemos -Fernando Prados Martínez- tiene un clara influencia de la cultura y la religión púnicas.



*Fuente: Fernando Prados Martínez, A propósito del pilar-estela ibérico de Monforte del Cid (Alicante). Elementos para una discusión.

La construcción del pilar-estela se vincularía, dentro de los ritos funerarios ibéricos dedicados a los personajes destacados de la sociedad, a los realizados con posterioridad al sepelio (ritos postdeposicionales). La construcción del edificio sería muy propicia para señalar el lugar de la sepultura (en el caso de que ésta existiese, ya que podía tratarse de un monumento conmemorativo o simbólico y no de un sepulcro) y, principalmente, para llamar la atención de aquellos que pasasen cerca (de ahí la importancia de la elección del lugar de su construcción, en un cruce de caminos y junto a una vía fluvial). El pilar, auténtico hito espacial, sería un lugar de visitas periódicas, que irían acompañadas de libaciones u ofrendas y, en general, de celebraciones en recuerdo del personaje al que el mismo estaba dedicado. Esa fue, sin duda, la principal motivación de su construcción, la de funcionar como memorial. A través de la construcción del pilar y de la celebración de esos ritos funerarios es como el difunto alcanzaba un estatus de héroe emparentado con la divinidad.
Publicado en: Iberia Mágica

LOS TOROS IBERICOS DE MONFORTE DEL CID

Toros Ibéricos

En honor a los dioses

La civilización íbera atrae a expertos y profanos. ¿Qué tienen esos restos arqueológicos del neolítico que tanta curiosidad despiertan? En Monforte del Cid, una pequeña población de la comarca del Medio Vinalopó, en la provincia de Alicante, se encuentra una de las cunas arqueológicas más emblemáticas de la arqueología íbera. ¿Cuáles son sus secretos?

Los íberos de Monforte del Cid

Abramos las puertas de la historia y asomémonos al pasado: Monforte del Cid. Hace 5000 años de antigüedad. El río Vinalopó había creado varias terrazas fluviales rodeadas de llanuras propicias para la agricultura. El yacimiento del Camino del Río desvelaba una unidad residencial en un hábitat doméstico de mayor extensión. Las excavaciones aportaron una serie de piezas arqueológicas de gran interés en la reconstrucción de la vida cotidiana de nuestros antepasados durante los periodos del neolítico y la edad del bronce.

Leer más