Red Social TemĂĄtica y Local de Partidas Rurales de Alicante.
Alicante, Elche, Aspe, Novelda, Monforte del Cid, Agost, San Vicente del Raspeig.

CASTILLO DE LA MOLA

El castillo de Novelda, también conocido como de la Mola, constituye uno de los testimonios mås vistosos y también mås originales a efectos constructivos de cuantos componen esta singular ruta de los Castillos del Vinalopó.

Edificado sobre una loma en la margen derecha del rĂ­o a unos 3 km escasos de la poblaciĂłn, la fortaleza noveldense consta de un recinto amurallado delimitado por ocho torres cuadrangulares de las que a dĂ­a de hoy solo se conservan cuatro. Ya en su perĂ­metro, el cual dibuja una planta irregular de cinco lados, destaca una torre menor actualmente desmochada. La utilizaciĂłn fundamentalmente de tapial como base constructiva fija la dataciĂłn de estos elementos del castillo en plena etapa almohade (finales s. XII-primer cuarto s. XIII). Pero si el castillo de la Mola merece ser tenido en cuenta en cualquier tratado del mejor arte de construcciĂłn fortificatoria, es por su torre de base triangular, Ășnica en todo el ĂĄmbito peninsular, motivo por el cual, ya en el lejano 1931, mereciĂł todo el conjunto ser declarado Monumento HistĂłrico Nacional. Construida esta torre en etapa cristiana, aproximadamente en la primera mitad del s. XIV, tal y como evidencia el empleo de mamposterĂ­a y sillerĂ­a en los flancos, sus 17 m de altura la convierten en una privilegiada atalaya sobre el valle medio del VinalopĂł al cual parece vigilar sin descanso y desde hace un buen nĂșmero de siglos. Precisamente, este valor de puesto de vigĂ­a serĂ­a determinante para el destino de la ciudad como sujeto histĂłrico. Tomada a los musulmanes en 1252, la entonces denominada Noella quedarĂ­a adscrita al tĂ©rmino o alfoz de Alicante, villa entonces perteneciente al Reino de Murcia de acuerdo con lo dispuesto en el tratado fronterizo de Almizra (1244) entre Castilla y AragĂłn. La definitiva cesiĂłn de estos territorios al Reino de Valencia, de facto en 1296 y en 1305 de iure, supuso para Novelda el comienzo de un complicado periplo, por cuanto a la propiedad de villa y castillo, que los harĂ­a pasar sucesivamente de reinas como Blanca de Anjou (1280-1310), mujer de Jaime II, o Sibila de ForciĂĄ (Âż-1406), esposa a su vez de Pedro IV el Ceremonioso, a soldados de fortuna como el famoso Bertrand du Guesclin, decisivo ĂĄrbitro en la contienda entre Pedro I de Castilla (1334-1369) y su hermano bastardo, el futuro Enrique II (1333-1379). Finalmente, la entrega por parte de Juan I de AragĂłn al caballero Pedro Maza de Lizana en 1393 vincularĂĄ la tenencia de Novelda en manos de esta familia aragonesa hasta prĂĄcticamente el final del Antiguo RĂ©gimen. Novelda, que vio nacer en 1713 a Jorge Juan, matemĂĄtico, marino y diplomĂĄtico de proyecciĂłn ciertamente universal, emprenderĂ­a a lo largo del siglo XIX un fuerte proceso de crecimiento demogrĂĄfico y econĂłmico sustentado en un negocio tan rentable como el de la producciĂłn y comercializaciĂłn de especias y posteriormente en la no menos rentable industria de extracciĂłn de mĂĄrmol, de la cual destaca aun en nuestros dĂ­as la mundialmente famosa variedad conocida como Rojo "Novelda". Todo ello se verĂ­a reflejado a su vez en el considerable repertorio de edificios de estilo modernista de Novelda, el cual es, con todo derecho, uno de los activos culturales mĂĄs relevantes con que cuenta la ciudad. Elocuente expresiĂłn, junto con los casos similares de Burriana o Alcoy, de una burguesĂ­a emprendedora, abierta y cosmopolita, el modernismo noveldense brilla con luz propia a travĂ©s de ejemplos tales como la muy visitada Casa-Museo Modernista, el Centro cultural GĂłmez Tortosa, el Casino noveldense y, por supuesto, el mĂĄs emblemĂĄtico de todos, el Santuario de Santa MarĂ­a Magdalena el cual se alza precisamente junto al castillo de la Mola. Construido entre 1918 y 1946 por el arquitecto local JosĂ© Sala siguiendo fielmente los parĂĄmetros dados al estilo por GaudĂ­ en la Sagrada Familia barcelonesa, el templo votivo dedicado a la patrona de la ciudad recorta sobre el horizonte el perfil arquitectĂłnico y patrimonial mĂĄs representativo y tambiĂ©n mĂĄs apreciado por los noveldenses. Un perfil lleno de sĂ­mbolos y referencias emotivas que se engrandece aun mĂĄs si cabe ante el mar de viñedos que se abre de manera espectacular hasta casi donde se pierde la vista.

Vista del castillo de Novelda desde el norte, en primer plano la torre cristiana de planta triangular

Vista del castillo de Novelda desde el oeste. Torre triangular y cortina de la muralla

Vista de la torre de Ă©poca islĂĄmica del castillo de Novelda

Vista de la puerta de sillerĂ­a de arco de medio punto del castillo de Novelda

LocalizaciĂłn: Mapa Castillos de Alicante
Fuente: somculturaGVA

Acceso Ó Registro

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?

Nuestro sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener mĂĄs informaciĂłn sobre las cookies que utilizamos y cĂłmo eliminarlas, consulte nuestro polĂ­tica de privacidad.

Acepto las "cookies" de este sitio.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk